Farmacia Tenerife
Tomar ibuprofeno riesgo infarto

Tomar ibuprofeno y riesgo de infarto

Muchos pacientes están acudiendo últimamente a nuestra farmacia con la siguiente consulta: “¿Tomar ibuprofeno está relacionado con un mayor riesgo de infarto?”.

El motivo es que recientemente diversos medios de comunicación han publicado que “el ibuprofeno aumenta en un 31% el riesgo de padecer infarto de miocardio”, que aunque está basado en un estudio publicado en la revista European Heart Journal, constituye un titular alarmante y sensacionalista.

En este estudio sobre la incidencia de la enfermedad cardiovascular en la población de Dinamarca, se determina una relación entre el consumo de ibuprofeno y el riesgo de padecer un infarto de 1,31, lo que supone un riesgo absoluto del 0,31% que, en todo caso, depende de la incidencia de la patología en cuestión. Por tanto, las conclusiones del estudio distan mucho de lo publicado, y no hay motivo para la alarma.

No es la primera vez que los medios informan incorrectamente y generan alarma injustificada en relación a un estudio con un fármaco de entre los más vendidos, pues en 2015 sucedió un episodio similar con el omeprazol.

 

Uso del ibuprofeno

El ibuprofeno es un fármaco del tipo AINES (antiinflamatorio no esteroideo) muy eficaz y popular, que se puede adquirir sin receta, aunque no está desprovisto de efectos adversos.

Uno de los motivos por los que el consumo de ibuprofeno puede causar una reacción adversa grave es tomarlo en dosis excesivas (la AEMPS recomienda no tomar dosis superiores a 2.400 mg/día).

Por otra parte, los efectos en el corazón de los AINES son conocidos, y es por ello que se desaconseja su uso en pacientes que hayan tenido o tengan problemas cardíacos. Igualmente, se debe ser muy cuidadoso en el caso de los ancianos, que son más susceptibles y tienen alta incidencia de patologías como insuficiencia cardiaca, hipertensión, diabetes, etc.

Pero más conocida es la relación entre las enfermedades cardiovasculares y factores como el sobrepeso, una dieta rica en grasas, fumar o el sedentarismo, hecho que no se difunde con tanta fuerza a pesar del verdadero peligro que supone este estilo de vida.

El consumo de AINES en los casos mencionados, como en general de cualquier medicamento, debe hacerse de forma racional y siempre bajo la supervisión de un profesional sanitario. Además, para reducir el riesgo de enfermedades de distinta índole, no sólo cardiovasculares, debemos cuidar nuestro estilo de vida (llevar una alimentación sana y equilibrada y realizar ejercicio físico acorde a nuestra situación) y evitar malos hábitos como fumar y beber alcohol.

 

Si necesita más información no dude en consultarnos, puede usar el formulario de abajo o el resto de medios de contacto que tenemos a su disposición. Además, nuestros compañeros nutricionistas de Esencia de Salud Finca España pueden ayudarle a llevar una dieta sana y equilibrada.

También puede consultar los siguientes artículos relacionados en nuestra Guía de Salud:

 

Rita Castro

Farmacéutica adjunta. Responsable de naturopatía y EFP. Supervisado por Basilio Valladares.

Deja un comentario

Los comentarios son revisados antes de publicarse. Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta página web emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por Internet, así como para mejorar su experiencia de usuario. Al navegar por este sitio web, usted accede al empleo de estas cookies. Puede cambiar la configuración de su navegador para no aceptar su instalación u obtener más información en nuestra política de privacidad.