Farmacia Tenerife
Antibioticos resistencia

El problema de la resistencia a los antibióticos

En este artículo tratamos la resistencia a los antibióticos, que se está convirtiendo en un problema creciente, y damos consejos para, como consumidores, ayudar a evitar este fenómeno.

 

Qué es la resistencia a los antibióticos

Los antibióticos son medicamentos utilizados para la prevención y el tratamiento de las infecciones bacterianas. Usados correctamente salvan vidas pero hay un creciente problema de resistencia a antibióticos.

Este fenómeno de resistencia se produce cuando las bacterias mutan en respuesta al uso de estos fármacos, haciéndose inmunes al tratamiento. Esto supone un grave problema ya que cuando el tratamiento fracasa o la respuesta a él es lenta, la enfermedad se prolonga y aumenta el riesgo de muerte; además, el paciente sigue siendo contagioso durante más tiempo, y eso aumenta las posibilidades de que la cepa de bacteria resistente se transmita a otras personas.

Este problema se está agravando con el paso del tiempo y supone un motivo de alarma a nivel mundial ya que muchas enfermedades dejarán de tener un tratamiento efectivo en los próximos años, con las consecuencias que ello supone: muertes, epidemias, etc.

 

Causas de la resistencia a los antibióticos

Muchos son los factores que han hecho posible el desarrollo de este fenómeno:

  • la urbanización, que se asocia al saneamiento deficiente;
  • la contaminación, la degradación del medio ambiente y los cambios climáticos, que pueden modificar la incidencia y la distribución de las enfermedades infecciosas; y
  • el crecimiento de la población anciana, que necesita tratamientos hospitalarios, con el consiguiente aumento del riesgo de exposición a las bacterias extremadamente resistentes que hay en los hospitales.

Pero la causa más importante es el uso inadecuado de estos medicamentos, tanto por un uso excesivo como por un uso insuficiente.

Ejemplos de uso insuficiente de antibióticos:

  • Se toman durante un tiempo demasiado breve o en dosis demasiado bajas
  • Los fármacos son de mala calidad
  • Su potencia es insuficiente

Ejemplos de uso excesivo de antibióticos:

  • Se prescriben de forma exagerada, como suele suceder en los países desarrollados
  • Se utilizan para una enfermedad en la que no están indicados

 

“La resistencia a los antimicrobianos es un problema mundial que necesita una solución mundial.”

 

Medidas para evitar este fenómeno de resistencia

Un problema de esta magnitud, con consecuencias potencialmente devastadoras, requiere de una solución mundial; ningún país puede protegerse de la importación de patógenos resistentes a través de los viajes y el comercio.

Por tanto, todos los países y sectores implicados deben adoptar medidas: los médicos en las prescripciones, los farmacéuticos asesorando y vigilando el buen uso del medicamento, las distintas instituciones sanitarias con campañas de información, así como las industrias farmacéuticas, los hospitales y demás centros sanitarios. Finalmente, el propio paciente, siendo responsable en su uso y no automedicándose.

Consejos para evitar la resistencia a los antibióticos por parte de los pacientes:

  • No use antibióticos para virus como los del resfriado o la gripe. Los antibióticos no funcionan con los virus.
  • Cuando tome antibióticos, siga las instrucciones con cuidado. Termine el tratamiento aunque se sienta mejor; si se interrumpe demasiado pronto, algunas bacterias pueden sobrevivir y volver a infectarle.
  • No se automedique. No guarde los antibióticos para más tarde o use la receta de otra persona. Aunque crea que tiene los mismos síntomas para los que le recetaron el antibiótico, la causa puede ser totalmente diferente y por tanto el medicamento no ser necesario.

 

Si necesita asesoramiento sobre este tema no dude en consultar a su farmacéutico.

 

Imagen CC-BY NIAID: Neutrófilo (azul) interactuando con Klebsiella pneumoniae (rosa), una bacteria multirresistente que causa graves infecciones hospitalarias.

 

Rita Castro

Farmacéutica adjunta. Responsable de naturopatía y EFP.

Deja un comentario

Los comentarios son revisados antes de publicarse. Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más Información.