Farmacia Tenerife
800x579 BLOG Nos VACUNAMOS

Yo sí me vacuno

Por un sentido de la responsabilidad, como sanitario que soy, con estas letras quiero contar mi experiencia y la de mi equipo durante el proceso de vacunación que hemos tenido desde el viernes pasado hasta el domingo inclusive.

Lo primero y no menos importante, dar las gracias al Colegio Oficial de Farmacéuticos de Tenerife por su gran esfuerzo en la intermediación con Sanidad para organizar entre ambos que nuestro sector sanitario pudiera entrar lo antes posible, dadas las circunstancias, en la fase de vacunación.

Según la Estrategia de vacunación frente al COVID-19 de Canarias, la vacuna asignada para los menores de 55 años en nuestro sector ha sido la de AstraZeneca. Por tanto, todo el personal ha recibo la vacuna de este laboratorio inglés.

Efectos secundarios de la vacuna de AstraZeneca

No me andaré por las ramas, ni tampoco diré lo que no es: la vacuna de AstraZeneca en su primera dosis presenta ciertos efectos secundarios que están ya tipificadas en su prospecto. Dolor en la zona de inoculación, malestar general, fiebre, escalofríos y dolor de cabeza son de los más comunes.

Es por ello que una de las indicaciones a modo de profilaxis es tomar 1 gramo de paracetamol una hora antes de la vacunación, y luego otro cada 8 horas durante al menos las primeras 24 horas.

El viernes día 5 de marzo a las 14:00 horas fui vacunado en el hospital San Juan de Dios, y he de felicitarles porque la organización fue exquisita.

Como indicaban las recomendaciones, me tomé 1 gramo de paracetamol una hora antes de la inyección. Durante toda la tarde del viernes me encontré bien, sin ningún síntoma aparente y me dije a mí mismo “creo que pasaré el proceso sin problemas”.

Qué equivocado estaba… Durante esa noche me encontré con la cruda realidad: la aparición de escalofríos, dolor muscular y malestar general como si me hubieran pegado una paliza fue la tónica habitual durante toda la noche.

Me levante el sábado muy temprano, la cama empapada de los sudores durante la noche y un cansancio enorme que me tuvo todo el día entre la cama y el sofá, con leves síntomas entre el frio y calor, cansancio, dolor muscular y dolor de cabeza.

Durante ese día, dado que mis síntomas se parecían a una gripe leve, me tomé un antigripal cada 6-8 horas.

Para cuando llegó la noche del sábado ya empecé a encontrarme mejor y ya el domingo amanecí en perfecto estado. Tanto que me permití el lujo de tener un entrenamiento suave de algo más de una hora para sudar las toxinas generadas las horas anteriores, algo que me sentó de maravilla y recomiendo si se tiene fuerzas para hacerlo.

Durante ese sábado y el domingo me preocupé del estado del resto del equipo: algunas personas sufrieron síntomas parecidos al mío (entre el 30 y el 40%), otras casi ni se enteraron. Y, por supuesto, nada más grave que los síntomas mencionados.

 

Reflexión sobre las vacunas

En los últimos meses se ha escuchado y leído todo tipo de comentarios acerca de las vacunas, de su efectividad y sobre todo de su seguridad.

Las vacunas en términos generales son el medicamento ideal, aquél que se usa para prevenir una enfermedad; es decir, gracias a ellas no enfermamos ya que prepara a nuestro sistema inmunológico para enfrentarnos a una enfermedad en cuestión.

Unas vacunas son más efectivas que otras, pero todas son seguras.

Muchos de los efectos secundarios no son otra cosa que nuestro cuerpo respondiendo de manera positiva y controlada al antígeno (sustancia que genera una respuesta inmunitaria) suministrado en la vacuna para poder crear una respuesta inmunitaria y por tanto generar inmunidad futura ante esa enfermedad.

Llevamos ya un año desde el comienzo de esta pandemia que ha dejado en jaque al mundo entero. Desde un principio se dijo, de manera muy correcta, que el distanciamiento, las mascarillas y la higiene eran la mejor “vacuna” que se tenía en esos momentos.

Ahora la situación ha cambiado, las verdaderas vacunas han llegado y están siendo suministradas desde hace unos meses por grupos de prioridad.

Es cierto que nos gustaría que llegaran más y más rápido, ojalá fuera así, pero también están los que dudan, tienen miedo o no saben qué hacer.

A todos ellos les digo “es nuestra responsabilidad individual para conseguir un bien colectivo necesario”, por tanto, cuando nos llamen porque nos toca vacunarnos digamos que sí. No dudemos de su seguridad y recordemos su eficacia para acabar con esta pandemia.

 

 

Suspensión de la vacuna de AstraZeneca

Actualización: 18 marzo, 2021. El Comité para la Evaluación de Riesgos en Farmacovigilancia (PRAC) de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) no considera que la administración de la vacuna de AstraZeneca se asocie con un aumento del riesgo de padecer trombosis. Concluye que no hay correlación entre el suministro de la vacuna y la aparición de los síntomas de trombosis, mas allá de los ya habituales en población normal. Sí advierte de la vigilancia en la aparición de síntomas como dificultad respiratoria, dolor de cabeza, hinchazón de brazos y piernas, que transcurren tres días después de la administración de la vacuna.


A día de hoy varios países, en los que se incluye España, han tomado la decisión, por precaución, de hacer una suspensión cautelar de dos semanas en el proceso de vacunación con la vacuna de Astrazeneca, para su estudio.

El motivo es la aparición de casos de trombosis de senos venosos cerebrales, una afección muy poco común y que se da en un porcentaje muy bajo de la población: 1-1.3 cada 100000 habitantes, sobre todo en mujeres jóvenes.

El número de casos observados actualmente es de once de un total de mas de 17 millones de dosis suministradas, es decir, muy por debajo del porcentaje que se conoce para esta enfermedad en casos fuera de la vacunación.

Sin embargo, y por un efecto dominó, en pocos días se han sumado ya trece países en la decisión, fundamentalmente por cautela. Tanto la EMA ( Agencia Europea de Medicamento) como la OMS ( Organización Mundial de la Salud), en varias ocasiones, han dejado claro que los beneficios de la vacuna AstraZeneca en la prevención de COVID-19, con su riesgo asociado de hospitalización y muerte, superan con creces los riesgos de efectos secundarios.

No obstante, se debe estudiar este subgrupo de casos para saber si además de haber una relación temporal con la administración de la vacuna, hay una posible relación causal. La evaluación de este tipo de señales puede acabar encontrando una causa alternativa a la administración de la vacuna o, en el caso de que sea achacable a la vacuna, con medidas que traten de minimizar el riesgo al máximo como, por ejemplo, la identificación de factores que predispongan a la aparición de este tipo de trombosis.

Por un lado se demuestra el cuidado que las agencias dedicadas a la vigilancia de los medicamentos se toman en todo lo referido a efectos adversos y contraindicaciones. Sin embargo, y esto es una opinión muy personal, creo que en esta ocasión se han visto “desbordados” por titulares sensacionalista y un miedo que se ha apoderado de quienes toman las decisiones que en muchos casos son mas políticas que sanitarias.

No cabe duda que esta parada retrasará un proceso de vacunación que ya de por sí no cumplía plazos establecidos inicialmente y que es tan necesario para intentar volver a una normalidad mundial. También es cierto que el laboratorio AstraZeneca desde el principio no ha cumplido plazos que firmó con la UE.

Como bien saben. Mi sector fue vacunado con esta vacuna, es decir, en unas semanas (doce para ser más concreto), deberíamos recibir la segunda dosis. No puedo hablar en nombre de mis compañeros, pero puedo asegurar que no tengo temor alguno en recibir la segunda dosis de la vacuna inglesa.

 

Tipos de vacuna

Desde Farmacia Finca España hemos querido recopilar algunos datos de interés sobre las vacunas contra el Covid-19 ¿Qué vacunas existen? ¿Cuál es la diferencia entre ellas? ¿Cuál es su efectividad? ¡Te lo contamos todo!

Segunda dosis vacuna

Actualización:  4 junio, 2021. Estos días todo el personal del Grupo Salud Finca España nos estamos poniendo la segunda dosis de la vacuna contra el covid-19, tras haber recibido la primera dosis de AstraZeneca en el mes de marzo.

De esta forma estaremos en plenas condiciones de protección para seguir prestando nuestros servicios de salud y bienestar a través de la oficina de farmacia, el laboratorio de análisis clínicos y Esencia de Salud, nuestro centro de estética.

Para esta segunda dosis, todos hemos decidido vacunarnos con AstraZeneca.

¡Vacúnate, yo sí me vacuno!

 

Img 2021-06-04 a las 15.13.53

 

 

Recursos de interés:

 

diseno-sin-titulo-15

Basilio Valladares

Basilio Valladares

Doctor en Farmacia. Titular de la farmacia con más de 20 años de experiencia en el ámbito de la salud.

Deja un comentario

Los comentarios son revisados antes de publicarse. Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *