Farmacia Tenerife
Farmacia Tenerife de vuelta al estrés

De vuelta al estrés

Atascos, llegar tarde, sobrecarga laboral, nuevas rutinas… ¡Comienza una nueva época estresante!

El término ‘estrés’ se ha hecho popular mientras que la mayoría no sabemos en qué consiste. El concepto se remonta a la década de 1930. Hans Selye, un joven austriaco de 20 años de edad y estudiante de medicina en la Universidad de Praga, observó que todos los enfermos a quienes estudiaba presentaban ciertos síntomas comunes y generales: cansancio, pérdida de peso y de apetito, astenia… Seyle denominó a esta suma de síntomas el ‘Síndrome de estar enfermo’.

Al mirar las múltiples definiciones que existen vemos algunas donde se aborda indistintamente el estrés como estímulo, como respuesta o como consecuencia.

#TomaNota: En ocasiones, el estrés se confunde con la ansiedad.

¿Qué los diferencia? Mientras que el estrés nos genera un sentimiento de tensión física y emocional, la cual puede provenir de cualquier situación o pensamiento; la ansiedad nos produce miedo, desasosiego y preocupación que no siempre se conoce de donde procede.

Síntomas del estrés:

El estrés no nos afecta a todos de la misma forma. En ciertas situaciones es capaz de salvarnos la vida, mientras que su extensión en el tiempo puede convertirlo en nuestro enemigo mortal. Cuando percibimos una situación como amenazante, en ocasiones, reaccionamos de forma defensiva lo que genera consecuencias nocivas en nuestro organismo como éstas:

  • Se eleva la presión sanguínea (hipertensión arterial).
  • Gastritis y úlceras en el estómago y en el intestino.
  • Disminuye nuestra función renal.
  • Problemas con el sueño.
  • Agotamiento.
  • Alteraciones del apetito.

¿Qué nos causa estrés?

Sus causas son diversas y pueden originarse en nuestro entorno o, incluso, crearlas nosotros mismos. Todo aquel suceso que nos genera una respuesta emocional puede causarnos estrés, tanto las situaciones positivas (un nuevo trabajo, casarnos, el nacimiento de un hijo…) como las negativas (pérdida de empleo, sobrecarga laboral, conflictos familiares…).

Existen diferentes tipos de factores que nos pueden generar estrés:

  • Factores físicos: exposición a productos químicos, ruido, sobreesfuerzo, malas posturas, temperaturas extremas, hacinamiento, hambre, falta de sueño…
  • Factores emocionales y mentales: exámenes, problemas de pareja, muerte o enfermedad grave de un ser querido, retos en el trabajo, competitividad, atascos de tráfico, falta de tiempo para realizar tareas y para dedicar al ocio.

Cómo lo tratamos

Existen diferentes tipos de tratamientos útiles para manejar el estrés y/o la ansiedad. La elección dependerá de nuestras características y preferencias personales.

Tratamientos no farmacológicos:

Hacer ciertos cambios en nuestro estilo de vida es el mejor comienzo para aliviar el estrés, aunque éste no sea igual para todos, existen una serie de recomendaciones higiénico-dietéticas que nos ayudarán.

Conductas a potenciar:

  • Una alimentación saludable y bien equilibrada.
  • Dormir bien.
  • Practicar ejercicio.
  • Descanso en el trabajo.
  • Equilibrar las actividades de ocio con su trabajo y deberes.

Conductas a reducir:

  • La ingesta de cafeína y alcohol.
  • El consumo de nicotina, cocaína u otras drogas.
  • El sedentarismo.

También podemos buscar alguna manera saludable y divertida de hacer frente a nuestro estrés, como puede ser practicando yoga, taichí o meditación. Si requieres de ayuda profesional, un psicólogo podrá darte las herramientas que necesitas para afrontar e identificar tu estrés.

Tratamientos farmacológicos

Existen diferentes tipos de tratamientos farmacológicos para hacer frente al estrés. Todos deben ser supervisados por el profesional que corresponda, así obtenemos el máximo beneficio de ellos.

  • Antidepresivos y ansiolíticos: deben ser prescritos por nuestro médico con una evaluación previa de nuestro estado.
  • Fitoterapia: este tratamiento está basado en plantas medicinales que nos ayudan a aliviar el estrés y la ansiedad. Puedes solicitar asesoramiento en diversas farmacias que trabajan esta metodología, como es la nuestra.
  • Medicamentos homeopáticos: son medicinas que no requieren receta obligatoria, aún así, se recomienda acudir a un médico homeopático o preguntar a nuestro farmacéutico para indicarnos el mejor tratamiento a llevar a cabo.

Los tratamientos fitoterapéuticos y los homeopáticos presentan ciertas ventajas importantes:

  • Nos proporcionan alivio sobre diferentes síntomas:

Psíquicos: mejora la irritabilidad, la ansiedad, los trastornos del sueño…
Físicos: los dolores de cabeza, las alteraciones digestivas, contracturas musculares…
Comportamentales: falta de concentración, apatía, intolerancia a los ruidos…

  • Cuentan con una alta tolerancia, dado que no se han descrito efectos adversos que otros medicamentos sí tienen, tales como: alteraciones gastrointestinales, reacciones fotosensibles, reducción de la líbido, sequedad bucal…
  • No producen dependencia: en comparación con otros medicamentos antidepresivos y/o ansiolíticos, éstos reducen nuestros síntomas sin crearnos dependencia al tratamiento.
  • Son compatibles con otros medicamentos: podemos mantener los tratamientos que estemos llevando a cabo sin, no afectará su administración.
  • No presentan somnolencia residual.

Para saber cuál es el tratamiento más indicado para tu situación consulta con tu médico o farmacéutico.

Farmacia Tenerife homeopatía y estrés
Homeopatía y estrés, Boiron.

Rita Castro

Farmacéutica adjunta. Responsable de naturopatía y EFP. Supervisado por Basilio Valladares.

Esta página web emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por Internet, así como para mejorar su experiencia de usuario. Al navegar por este sitio web, usted accede al empleo de estas cookies. Puede cambiar la configuración de su navegador para no aceptar su instalación u obtener más información en nuestra política de privacidad.