Farmacia Tenerife
550px-Testarticle-Step-7Bullet4

Dolores de cabeza, cómo tratarlos

Dolores de cabeza

Las cefáleas (dolores de cabeza) es uno de los trastornos más comunes de nuestro Sistema Nervioso, se calcula que, en general, un 47% de la población adulta hemos sufrido por lo menos una cefalea en el último año.

A pesar de las variaciones geográficas, las cefaleas son un problema mundial afectando a personas de todas las edades, las razas, niveles de ingresos y zonas geográficas.

Estos dolores de cabeza nos afectan transitoriamente, incapacitándonos para funcionar normalmente. Además se ha encontrado que en los casos de cefálea crónica puede predisponer la aparición de otras enfermedades como la depresión, dado que ésta es tres veces más frecuente en las personas aquejadas de migrañas o cefaleas intensas que en las sanas.

Tipos de cefaleas

  • Migraña (jaqueca): es una cefalea primaria, es recurrente, a menudo dura toda la vida, caracterizándose por presentarse de forma episódica.
  • Cefalea en brotes: es una cefalea primaria caracterizada por episodios recurrentes y frecuentes, éstos son breves pero sumamente dolorosos. Suele acompañarnos de rinorrea u obstrucción de la fosa nasal del lado que tengamos afectado, lagrimeo, enrojecimiento del ojo y/o caída del párpado.
  • Cefalea por uso excesivo de analgésicos (cefalea de rebote): se trata de la forma más común de cefalea secundaria, está causada por el consumo crónico y excesivo de medicamentos para combatir las cefaleas.
  • Cefalea tensional: es la cefalea primaria más común que padecemos, puede que esté relacionada con el estrés o con problemas osteomusculares del cuello. La cefalea tensional episódica se observa en más del 70% de personas, de ciertos grupos poblacionales. Afecta más a las mujeres, cada tres de ellas que sufren este tipo de cefalea, son dos los hombres que la padecen.

¿Qué hacer para aliviarla?

Para conseguir un tratamiento eficaz es necesario que los medicamentos que nos tomemos sean eficaces y modificar nuestro modo de vida y nuestra educación, aplicando sencillas prescripciones.

Siendo la cefalea una de las causas principales por las que acudimos al médico, se calcula que el 50% de personas que la padecen se tratan a sí mismas.

Tómate un analgésico

Una investigación realizada por la Universidad de Sapienza (Roma) y publicada recientemente en la revista J. Headache Pain concluyó que el efecto del fármaco analgésico será mayor si lo administramos en el momento en el que el dolor de cabeza o las molestias son incipientes.

Por ello, debemos tener más en cuenta el tiempo de respuesta que el tipo de fármaco , cuánto antes nos lo tomemos más eficaz será.

Farmacología para los dolores de cabeza

Los fármacos más utilizados en el tratamiento de la cefalea son: paracetamol, ibuprofeno, naproxeno,  ácido acetilsalicilico (aspirina). Pertenecen al grupo de los AINES (anitinflamatorios no esteroídicos ) con acción analgésica, antipirética y antiinflamatoria.

Consejos al tomarnos el fármaco
  1. Los podemos tomar con o sin alimentos, si lo tomáramos sin alimentos los efectos analgésicos se acelerarían pero su intensidad no. Pero se recomienda tomar un protector gástrico en el desayuno para evitar las molestias gastrointestinales y acompañar la toma con leche o alimentos.
  2. No debemos sobrepasar la dosis recomendada ni utilizar durante más de 10 días el tratamiento sin que lo recomiende un médico, suspendiéndolo en cuanto desaparezcan los síntomas.
  3. Precaución con el consumo de alcohol, si es habitual y en cantidades importantes (3 o más bebidas diarias), la dosis de paracetamol debe limitarse para evitar un daño en el hígado.
  4. Debemos consultar al médico y/o farmacéutico en caso de que el dolor se nos prolongue tras 5-10 días consecutivos tomando el tratamiento, en caso de los niños el tiempo establecido sería de 3-5 días. O si fuera el caso, de que los síntomas empeoren o aparezcan otros nuevos.
  5. En caso de una sobredosificación debemos consultar con nuestro médico y/o farmacéutico aunque no aparezcan síntomas.

Bebe mucha agua

La deshidratación puede provocarnos dolor de cabeza, especialmente si hemos vomitado recientemente o nos encontramos con resaca.

Debemos ingerir el vaso de agua tan pronto como la cabeza comience a dolernos y tratar de seguir hisdratandonos durante todo el día con pequeños sorbos. Poco a poco sentiremos que el dolor comenzará a calmarse.
Debemos evitar beber cosas que nos pueda deshidratar tales como el café, el alcohol y las bebidas cargadas de azúcar. Los mejores resultados los obtendremos bebiendo agua simple y pura.

Busca un lugar tranquilo y oscuro donde puedas descansar

Si puedes tratar de acostarte y relajarte durante al menos 30 minutos te aliviará de forma más rápida el incómodo dolor.
Trata de mantener la habitación en silencio concentrándote en tu respiración.

Asegúrate de que tu cama o sillón sea cómodo y que tu cuello se posicione de forma que no aumente la tensión del cuello, ajustando la temperatura ambiente de la habitación, buscando la condición que más se ajuste a ti.

Disfruta del sexo

Dolores de cabeza disfrutar del sexo
El sexo no sólo ayuda a reducir nuestro estrés y la presión arterial sino que también estimula la liberación de la hormona oxitocina que a su vez estimula la liberación de endorfinas, un analgésico natural que se encuentra en nuestro cuerpo. Es una de las #100RazonesParaHacerElAmor.

Recuerda protegerte y poner medidas para disfrutar de un sexo seguro.

Ponte paños húmedos

Si colocas algo suave y fresco sobre la frente ayudará a que los vasos sanguíneos se contraigan, lo que te podría aliviar un poco el dolor de cefalea, sobre todo si el dolor se te concentra en las sienes o los senos parasanales.

Date masajes

Los masajes en tu cuero cabelludo, cuello y lóbulos del oído, pueden ayudar a distraer el dolor, mejorando tu circulación y aliviando la tensión de tu cabeza. Si masajeas la parte blanda de tu mano, entre el dedo índice y el pulgar, los nervios de ese lugar permitirán que los vasos sanguíneos de tu frente se constriñan.

Si el dolor es sinusal o migraña masajear suavemente el puente de tu nariz ayudará a aliviarte el dolor.

Estirarte te ayudará, sobre todo si se trata de una cefalea tensional, estirar el cuello y los músculos de la espalda podrían aliviar el dolor, especialmente si tienes tensión física, como por ejemplo los hombros doloridos.

Practica técnicas de relajación

Si estas en medio de un dolor de cabeza no te preocupes en aprender algo nuevo, realiza lo que acostumbras. Más tarde, siempre puedes leer sobre las técnicas de meditación o relajación para aplicarlas cuando creas oportuno.

Personas de todo el mundo utilizan una variedad de trucos para distraer el dolor, alguna opciones populares son la meditación, rezar, respiraciones profundas, visualización, escuchar ritmos binaurales…

Cuándo debes acudir al médico

  • Cuando sientas que es el peor dolor de cabeza de tu vida.
  • Si el dolor empeora significativamente cuando te recuestas.
  • Si sientes que el dolor de cabeza es diferente y abrupto.
  • Si tu dolor de cabeza empeora con los días y no se detiene.
  • Cuando tu dolor de cabeza venga acompañado de fiebre y dolor en el cuello.
  • Si la sintomatología que lo acompaña es extraña o requiere de atención médica.
  • Cuando tu habla, visión o movimientos están significativamente afectados, especialmente si nunca has tenido estos síntomas antes.

Pide consejo a tu médico si tomas un medicamento regularmente y le acompañan dolores de cabeza.

Referencias:

Organización Mundial de la Salud. Cefaleas

El Equipo de Farmacia Finca España

Desde hace más de 40 años comprometidos con la calidad y con un servicio adecuado a las necesidades de los pacientes. Supervisado por Basilio Valladares.

Esta página web emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por Internet, así como para mejorar su experiencia de usuario. Al navegar por este sitio web, usted accede al empleo de estas cookies. Puede cambiar la configuración de su navegador para no aceptar su instalación u obtener más información en nuestra política de privacidad.